miércoles, 5 de diciembre de 2018

Demonizar a Vox, por Antonio Burgos = Qué contradicción: utilizar a la democracia contra la democracia. Intentar conseguir en la calle, lo que perdieron en las urnas. No echan a la calle a nadie para protestar porque a Sánchez lo mantengan de Okupa los ultras proetarras, los ultras bolivarianos, los ultras golpistas separatistas.


Demonizar a Vox


Hasta las elecciones andaluzas del domingo, la única que tenía aquí cuernos y rabo era la famosa vaca de la campaña de Juanma Moreno, a la que preguntó si iba a votar al PP porque su ganadero le había dicho que cojeaba de la pata derecha. Pero por el dibujo de Puebla del lunes me entero que la campaña agropecuaria no le sirvió para nada a Moreno, porque su famosa vaca votó a Vox. Así se explica todo. Y en vez de ser la vaca que ríe porque el Régimen del PSOE haya perdido su hegemonía andaluza y ya hablan de echar a Susana la Cortijera, la vaca votante, como eligió la papeleta que elegió (menuda papeleta para la izquierda de PER y ERE y para la que ha hecho un pan con unas tortas al unir a IU y Podemos), me temo que le ha traspasado los cuernos y el rabo a Vox. No a modo de vaca, sino en forma de demonio. Desde que sacó 12 diputados, Vox ha pasado directamente a ser el demonio, con rabos y cuernos. Me lo han confirmado las palabras de un veterano socialista, el sanchista Francisco Toscano, alcalde Dos Hermanas (ciudad con más habitantes que muchas capitales de provincia) y presidente del Comité Federal del PSOE. Vamos, que no es un facha, como los que han votado a Vox no sólo en Los Remedios, que es el Barrio de Salamanca con la Feria de Abril al lado, sino en el segundo barrio más pobre de España, el Polígono Sur, que incluye Las Tres Mil Viviendas, donde ha pasado del 1,41 por ciento de los votos al 15,13. Toscano, que repito no es un facha, sino camisa vieja del socialismo desde los tiempos de la foto de la tortilla, ha dicho: "No hay que demonizar a ningún grupo, ni siquiera a Vox, porque entre sus votantes hay mucha gente sencilla que ha refugiado en este grupo su malestar y rechazo a los que representan el poder".

Por lo visto, Toscano, como en el chiste del amor de madre en el desfile de la jura de bandera, es el único que no va con el pie cambiado en la general demonización de Vox. La próxima vez que vea al juez Serrano me fijaré bien, porque como es el demonio de la democracia, seguramente tiene cuernos y rabo y su despacho cerca de las calderas de Pedro Botero. Porque hasta Torra, el golpista puesto por Puigdemont al frente del rentable chiringuito separatista catalán, ha dicho que hay que aislar a Vox, cerrar el paso a la "ultraderecha". Mire usted quién va a hablar: el ultraseparatista que se salta a la torera la Constitución. Pero, claro, como todos los que mantienen a Sánchez como Okupa ponen la mano con pingüe balance de resultados, ahí los tienen a todos, unidos contra Vox. ¡Venga "extrema derecha" para arriba y para abajo! El Marqués de Galapagar, desde su chalè de dos millones de euros, echa a la calle a la chusma de sus hordas para "parar a la extrema derecha". Qué contradicción: utilizar a la democracia contra la democracia. Intentar conseguir en la calle, que dominan y manejan como nadie desde el 15-M, lo que perdieron en las urnas. No echan a la calle a nadie para protestar porque a Sánchez lo mantengan de Okupa los ultras proetarras, los ultras bolivarianos, los ultras golpistas separatistas. Incluso Susana Díaz, a punto de tener que entregar la cuchara y las llaves de su cortijo, dice que quiere seguir de presidenta, y que está dispuesta a hablar con todos, "menos con Vox". Ah, claro, es que como Toscano no es de los suyos, sino sanchista, está también convencida de que Vox es el demonio y que el Juez Serrano va de colorado y tiene cuernos y rabo y en la mano, no 12 diputados, sino un tridente.




"Desde el claro rincón de la provincia" me parece que estamos ante una segunda edición, y para toda España, del Pacto del Tinell que firmaron en Cataluña contra el PP. Levantan un "cordón sanitario" contra Vox. Y no saben que, al igual que demonizándolo le hicieron gratis la campaña en Andalucía, ahora se la están haciendo para las europeas y municipales en toda España.

martes, 4 de diciembre de 2018

Merecido castigo al sanchismo + De la hecatombe a la división + Viaje a Polonia: Sánchez y la huida perfecta + Con(tra)moción + El PSOE se desangra en la Andalucía rural = El resultado del 2D en Andalucía, no se produce porque sí; demasiado hartazgo....


Merecido castigo al sanchismo



Dijimos que las elecciones en Andalucía inauguraban el ciclo electoral que redefiniría el mapa de la representación política en toda España. Pues bien, los andaluces han empezado ya a redefinirlo, y de forma drástica: infligiendo al socialismo el peor castigo de su historia. Que en Andalucía se ha votado en clave nacional parece más que obvio. En la primera ocasión que se ha ofrecido a los españoles -en este caso los andaluces- de pronunciarse sobre los últimos acontecimientos políticos acaecidos en España desde 2015, desde el golpe separatista en Cataluña hasta la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa con los votos de los propios partidos que pilotaron el golpe, el castigo ha resultado de una severidad sin precedentes. Si en su feudo más fiel recibe semejante correctivo, las expectativas electorales en las autonómicas y en las generales del PSOE quedan seriamente comprometidas.

El casi medio millón de votos que ha perdido Susana Díaz, incapaz de movilizar a su electorado ni amparada en el mastodóntico aparato de poder de la Junta de Andalucía, trae causa en cierta medida del progresivo desgaste de un régimen ininterrumpido de casi 40 años. Sin duda han influido en la debacle socialista los groseros escándalos de corrupción y la incapacidad para revertir los indicadores económicos que año tras año condenan a una tierra llena de posibilidades al furgón de cola de las regiones europeas. Pero casos de corrupción hubo antes y deficiente gestión también: el factor decisivo, por novedoso, es eso que en estas páginas hemos bautizado como sanchismo. Una estrategia personalista de poder que, traicionando la vocación de Estado del PSOE, ha protagonizado el político que le da nombre apoyándose en socios indeseables con tal de alcanzar y retener el poder sin pasar por las urnas. Si Sánchez pensaba que aliarse con populistas y separatistas -cuyo objetivo declarado es la liquidación de nuestra Constitución- podía salirle gratis, ya tiene la respuesta de los españoles, y obtenida allí donde con mayor fidelidad votan al PSOE.

La baja participación se ha cebado especialmente con las fuerzas de izquierda, precisamente aquellas que aún ostentan o sostienen el poder en la Junta y en el Gobierno de España. Podemos cae en la irrelevancia. Pero Susana Díaz, pese a su rostro desencajado, evitó ayer hacer la autocrítica que le correspondía -de la manera más pertinente que podía hacerla: dimitiendo- y planteó a la desesperada una coalición constitucionalista para frenar a Vox, opción que también propone Ciudadanos liderándola Juan Marín. La formación centrista obtuvo un magnífico resultado, que premia su valentía en Cataluña -Inés Arrimadas y Albert Rivera se han volcado en la campaña- y demuestra que la voluntad de pacto (y no solo el antagonismo) también se premia en democracia. Pero ahora se abre un delicado juego de negociaciones a varias bandas para dirimir la forma en que se traduce el esperado cambio en Andalucía. La poderosa irrupción de Vox es la que mejor refleja el voto del castigo y del hartazgo, pero su mensaje xenófobo y sus métodos populistas pueden complicar los acuerdos con los partidos constitucionalistas, que miran a los comicios futuros. No cabe descartar por tanto una larga etapa de bloqueo postelectoral.

El bipartidismo continúa su declive. Pero a pesar de que el PP obtiene el peor resultado de su historia -el número de votos que pierde coincide prácticamente con el número de votos que gana Vox-, ha logrado evitar holgadamente el sorpasso de Cs merced en buena medida al esfuerzo y la ubicuidad de Pablo Casado. Consciente de la prueba crítica que Andalucía representaba para su liderazgo, logra consolidarlo y presentarse en los próximos retos electorales como alternativa hegemónica al sanchismo. La falta de escrúpulos, el obsceno cortoplacismo, la propaganda abusiva y las alianzas indignas tienen un precio. Los andaluces lo han tasado. Y está por ver que el PSOE sobreviva a su factura.


Gallego & Rey


De la hecatombe a la división




Era previsible que la hecatombe electoral que ha sufrido el PSOE en Andalucía, su feudo tradicional, abriera vías de agua en el casco del partido que gobierna España desde la moción de censura. La división crece como un ruido sordo que presumiblemente empezará a hacerse oír por boca de los barones regionales, los más críticos con la estrategia de Pedro Sánchez: con su forma de acceder al poder y con las alianzas anticonstitucionales que estableció para mantenerse en Moncloa sin convocar elecciones. La severa contestación en las urnas andaluzas que ha recibido la deriva sanchista -no cabe atribuir el desplome únicamente al desgate de 40 años de régimen socialista, fruto de la gestión ineficiente y la escandalosa corrupción- atemoriza a los candidatos del PSOE con vistas a las cercanas autonómicas; creen que van a ser castigados de igual modo por errores que competen a Sánchez. Y sugieren un retorno a la moderación constitucionalista, como hizo Emiliano García-Page en estas páginas, sugerencia que encierra una autocrítica tan acertada como impotente.

Porque tras su victoria en las primarias y el cambio de estatutos para reforzar el poder interno del secretario general frente a los barones, no parece que Sánchez vaya a darse por enterado. La reacción de Óscar Puente y de José Luis Ábalos, que han venido a responsabilizar en exclusiva a Susana Díaz de sus pésimos resultados y a insinuar la necesidad de su dimisión, apunta a la bunquerización del presidente del Gobierno. Si nunca le motivó demasiado convocar elecciones, ahora tiene menos motivos que nunca para hacerlo; el problema es que el precio de su tozudo aislamiento será un deterioro progresivo de la marca socialista que amenaza con recortar drásticamente su poder territorial.

Sánchez no quiere entender que aliarse con los partidos que insultan a los andaluces, como diría Talleyrand, es peor que un crimen: es un error. Si algo prueban las elecciones andaluzas es que la polarización diseñada por Moncloa es contraproducente además de inmoral. De Jordi Pujol a Quim Torra, el supremacismo catalán ha dado muestras constantes de xenofobia y odio al charnego, en buena medida de origen andaluz. Su trabajo levantó la Cataluña próspera que el nacionalismo ha querido separar insolidariamente de aquellos que labraron su fortuna. Sin considerar la trama de afectos anudada en la clave nacional, no se comprende el veredicto de los andaluces, más allá de causas complementarias como la inmigración, la desafección o la ola populista global.

En Andalucía se ha pedido cambio: no interpretarlo así sería traicionar la voz de la calle. Pero tal cambio no debe cimentarse sobre bases radicales. Cabe pedir altura de miras a los partidos constitucionalistas para que la etapa que se abre aplaque la polarización y relance la convivencia avalada por la Carta Magna que cumple 40 años.

Viaje a Polonia: Sánchez y la huida perfecta

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención...

Pedro Sánchez ha encontrado en la escena internacional un refugio donde esconder la cabeza como el avestruz ante los problemas nacionales. Esquivando a la opinión pública, demuestra tanta cobardía política como falta de proyecto. En esa línea, provoca sonrojo que solo un día después de las elecciones andaluzas, en las que el PSOE ha sufrido el mayor varapalo en esta comunidad de toda la etapa democrática, en vez de reunirse con los suyos y asumir algún tipo de responsabilidad volviera a viajar al extranjero. En este caso para hacerse la foto en la sesión inaugural de la Cumbre del Clima en Polonia, a la que no asistió casi ningún mandatario mundial de relevancia. La foto se le volvió así como un bumerán.

Con(tra)moción



Ha sido una contramoción de censura, seis meses después. La factura por el pacto de Sánchez con el nacionalpopulismo. Vox y sus 400 mil votos poco tienen que ver con Andalucía y mucho con ESPAÑA, como los previsibles dos millones en las europeas, y tal vez tres en las generales, hijos del independentismo y de la reacción a éste: una enmienda a la totalidad al legado de Zapatero y Rajoy, con efecto retardado. Y la accesión, por fin y por desgracia, de España a la (a)normalidad occidental con su repliegue identitarista y xenófobo. Sólo un Borgen andaluz, ensayo de otro monclovita, podría evitar la hecatombe de gobernar gracias a Vox. Las demoscópicas volvieron a columpiarse, lideradas por el inefable CIS. Tezanos 1, Vox 12. Autogoooool de Señor.


El PSOE se desangra en la Andalucía rural




El electorado andaluz ha enviado un mensaje claro: bien sea por apatía o por descontento con el sistema actual de partidos, buena parte de quienes estaban llamados a las urnas decidió no pasar por el colegio electoral este domingo. La participación bajó del 60% por segunda vez desde 1982, cuando se celebraron las primeras elecciones autonómicas en Andalucía. Con un 56,6% (considerando el voto CERA), el nivel de participación final es el segundo peor en la serie histórica, tras el 54,72% de 1990.

El análisis del voto por zonas y tamaños de municipio revela algunas de las dinámicas que han llevado al PSOE a caer por debajo del 30% en la única comunidad en la que hasta ahora no se ha producido alternancia en el Gobierno; al PP a ahondar en su caída libre desde la victoria de Javier Arenas en 2012; y a Ciudadanos a competir por el liderazgo en el centroderecha.



Los socialistas se han dejado cerca de 200.000 votos, la mitad de los 400.000 que han perdido, en las zonas más urbanizadas, donde se concrentran casi dos tercios (un 65,4%) de la población andaluza. Pero también el PSOE ha sufrido la caída de la fidelidad de voto en las localidades más pequeñas, de hasta 10.000 personas, donde ha recogido el 37% de los votos frente al 50% que rozó hace casi cuatro años.




Las bajadas son generalizadas en toda Andalucía. El PP vive de nuevo un revés en las áreas más pobladas, hasta el punto de verse sobrepasado por Ciudadanos en varias ciudades y algunas capitales de provincia. Localidades de más de 80.000 habitantes como El Puerto de Santa María en Cádiz o El Ejido en Almería, en las que los populares eran imbatibles desde 1996, les han sido arrebatadas por Ciudadanos y por Vox, respectivamente.

En Sevilla, que tampoco se libra del desgaste generalizado del socialismo, el área metropolitana sigue tirando del granero electoral por excelencia del PSOE, un entorno en el que el Partido Popular cae hasta la cuarta plaza con un 16,5%. Málaga también da muestras de agotamiento para el PP, que conserva el liderazgo en el conjunto de la Costa del Sol por apenas un punto sobre Ciudadanos, al tiempo que cede el liderazgo en la capital malagueña al verse desplazado por los socialistas. Ciudadanos, dentro de su gran crecimiento en las áreas metropolitanas, consigue en esta zona sus mejores porcentajes junto a la capital onubense y el Campo de Gibraltar, en Cádiz.




En la provincia gaditana el ascenso de Ciudadanos es tal que casi dobla sus resultados en el conjunto de la Campiña de Jerez, la Costa Norte y la Bahía de Cádiz. Estas comarcas, son un buen reflejo de lo que le ha sucedido a Adelante Andalucía, la candidatura de confluencia de Podemos e Izquierda Unida, que de nuevo ve cómo las listas conjuntas no logran atraer el voto que las dos formaciones obtenían por separado en convocatorias anteriores. A pesar de dejarse más de 7 puntos respecto a 2015, , la lista encabezada por Teresa Rodríguez se mantiene como primera opción en la capital, Cádiz. La marca de Podemos ha empeorado sus registros en todos los emplazamientos de más de 10.000 habitantes.

El Campo de Gibraltar es otro exponente de la apatía y el descontento que parecen haber sacudido Andalucía. Justo al comienzo de la campaña electoral, el Gobierno de Pedro Sánchez anunció inversiones en la zona por importe de más de mil millones de euros. De poco sirvió, pues los socialistas caen casi once puntos y medio, un descalabro que también experimenta el PP, que apenas queda un punto por encima de Vox, que aparece en la zona del Estrecho con su segundo mejor registro tras Almería.



Es en la capital y en el poniente almeriense donde Vox suma su primera victoria en cualquier tipo de comicio desde su fundación. En el municipio de El Ejido, han obtenido su mejor resultado, rozando el 30% del voto a candidaturas. Su éxito se ha extendido por toda la comarca, llegando a ser la segunda opción en Roquetas de Mar y otras cinco localidades, unos resultados que le aúpan por encima incluso de Ciudadanos.

Ciudadanos recoge los votos perdidos.


Por Jose Molina y Marta Ley

Tanto el PSOE como el Partido Popular han obtenido sus peores resultados en democracia para unas elecciones andaluzas. Sin embargo, con respecto a los anteriores comicios, es la de Susana Díaz la formación que ha bajado más en porcentaje de voto a candidaturas. A pesar de que sigue siendo la fuerza más votada, el partido que lleva gobernando Andalucía desde el inicio de la democracia ha perdido el 7,7% de los votos, frente al 6,1% perdido por su eterno rival, el Partido Popular.

Por el contrario, el único partido de los que ya tenía representación en 2015 que ha mejorado sus resultados ha sido Ciudadanos, que prácticamente dobla su resultado: del 9,1% al 17,8%, teniendo en cuenta el voto a candidaturas.

Herrera, a Susana Díaz: "¿No se puede pactar con los 'ultras' de Vox pero sí con los de Podemos?" = Es hora de sumar, en aras del interés general, demasiado trabajo que hacer. ¿Y ahora estamos en quien se coloca en la presidencia de la Junta? . Ya es hora de un poco de sentido común, vemos lo que vemos y seguimos sin entender nada de nada ¿tan complicado es.....? Imaginemos y hagamos algo mejor para Andalucía, es lo que ahora toca.


Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!


Carlos HerreraResultado de imagen de sentido comun


Mucho me alegro de saludarles a las 8 de la mañana de este martes 4 de diciembre del 2018. Es un día estable, temperaturas muy, muy agradables. En algunos lugares de la península viviremos, incluso, temperaturas canarias, eh -para entendernos-, superando los 20 grados en Andalucía, en el Cantábrico. ¡En el Cantábrico también!

Bueno, pues damas y caballeros, ¿ahora dónde está el foco? ¿Dónde está puesta la vista, la mirada? En los análisis cruzados que se realizan de estas elecciones y en los primeros escarceos que también realizan todos para ver quién se coloca en la Presidencia de la Junta de Andalucía. Quiero ser presidente Susana Díaz, Juanma Moreno y Juan Marín.

Susana Díaz tuvo más escaños que nadie, pero estás sola a no ser que la ayude Ciudadanos porque con la ayuda de Adelante Andalucía no basta. Juanma Moreno es el más votado del bloque de la derecha, que es claramente el ganador. Pero Juan Marín que es el tercero quiere que primero y segundo le apoyen para ser él presidente y no le importa que sigan los socialistas si es necesario en ese baile de permanencia dentro de la tostada del poder.

Y Susana Díaz y el PSOE, ¿qué dice el PSOE? De haber perdido la mayoría, de haber perdido una mayoría suficiente para gobernar en Andalucía, pues el PSOE de Pedro Sánchez da por amortizada Susana Díaz. Le enseña la puerta de salida. Y Susana Díaz no dimite ni se va aunque le abran la puerta. Y, además, intenta simular que aquí no ha pasado nada. “No, no ha pasado nada. Yo soy la más votada y, por lo tanto, voy a iniciar las gestiones para ver si consigo algún tipo de mayoría para gobernar”. Agita el miedo a los ultras para parar el cambio, no hace ninguna autocrítica y así estamos.

Por cierto, Susana Díaz, ¿con qué clase de ultras se puede pactar y con qué clase de ultras no? ¿Son ultras los votantes de Vox? Pues han surgido fascistas como las setas, vamos, de repente. ¿Pero no son ultras los votantes y los gobernantes de Podemos que claman contra el fascismo y se manifiestan, pero que se alían con cualquier contra constitucionalista, amigos de dictaduras, de los matones de Alsasua, de separatistas varios? ¿Qué vienen a defender ahora todos estos?




Bueno, pues damas y caballeros, miren, hay varios análisis a realizar. Uno de ellos es el que se pregunta el Partido Socialista por qué nos ha pasado esto, que supongo que... En fin, se reunirán y lo harán. Hay una cabeza bastante buena en el Partido Socialista en Andalucía, en Sevilla concretamente, que es Verónica Pérez, que es la secretaria de organización de Sevilla, que es una señora que ve las cosas con bastante crudeza, realismo , y ha dicho que hay que ponerse a reflexionar de verdad. No a hacer tonterías publicitarias.

Bueno, pues si se ponen a reflexionar de verdad, llegarán a la conclusión de que los asuntos endemicos de Andalucia, la mala gestión, la corrupción, el paro, los impuestos altos... Eso lo ha habido siempre. ¿Qué más ha habido que ha hecho que la gente que vota tradicionalmente al PSOE se quede en casa, incluso que algunos voten a Vox? ¡Que algunos voten a Vox!

Pues hay un elemento más, y ese elemento más ha sido el acierto que hayan tenido aquellos que han querido plantear en esta campaña no solo temas de Andalucía, sino también nacionales . Y volver la vista hacia Pedro Sánchez. Hasta este Pedro Sánchez que, en fin... Que ha pasado con quien ha pactado, que ha llegado a acuerdos hasta con Bildu y que está todos los días con paños calientes con los golpistas catalanes. Y Andalucía es muy España. Y, además, andar todos los días con pañitos calientes, con gente que se dedica a insultar a los andaluces, como toda esta chusma... Hombre, andemos con cuidado.

Bueno, pues eso... Eso no es culpa de Susana Díaz porque Susana Díaz, la verdad, no tiene nada que ver con Pedro Sánchez en todo eso. Pero es la que va a pagar, precisamente, esa factura.

Fíjense que, además, en este preciso instante, Susana Díaz pretende que de alguna manera los demás tengan en cuenta a ella para ella seguir dentro de eso que llamaría “el gobierno constitucionalista”. Y vuelvo a la pregunta anterior: ¿Es un gobierno constitucionalista el que quiere formar con Cs y con la anuencia del PP? Es decir, parta aislar a Vox que, por cierto, cuanto más les insulten, más van a crecer y, sin embargo, estaba encantada o estaría dispuesta, ya sé que encantada no, lo retiro, estaría dispuesta a recibir el apoyo de Adelante Andalucía que son infinitamente más anticonstitucionalistas que todos estos de Vox que, de momento, tienen que enseñar la patita más y hay que analizarlos un poco más.


Resultado de imagen de sentido comun


Bueno, pues damas y caballeros, este es o esta es una primera parte de la reflexión. Hay otra. Porque ahora aquellos que podrían formar una mayoría que ha ganado en Andalucía deberían darse cuenta que no es el momento de equivocarse. Ciudadanos está a un paso. Hacer a Juan Marín presidente con el apoyo del PSOE no es el cambio. Eso es mantener el régimen a medias. Y, además, no es lo que quiere la mayoría. ¿Cómo van a estar los socialistas tutelando el cambio? Rivera se queja de que el PP es corrupto, etcétera. Y tendrá toda la razón del mundo. Ya veremos lo que será Ciudadanos cuando lleve algún tiempo ahí. Pero en Andalucía la corrupción es del PSOE, a los que ellos mantuvieron. Si no hay pacto en Andalucía para un cambio por culpa de Rivera, porque Rivera, que digamos es un estratega regular, quiere jugar hasta el extremo intentando colocar al tercero en la Presidencia con el apoyo del primero y el segundo, eso lo pagará muy caro. Intentaría la ropa seguramente antes de andar con estas cuestiones, pero hay varias. Hay varias de las que podemos hablar esta mañana.

Varias cuestiones que tienen que ver con el futuro de una comunidad en la que sea el que sea el gobierno que llegue a la Junta, va a pasar un auténtico quinario. El quinario de enfrentarse a los que van a quedar dentro de una administración enorme, desproporcionada, que todo lo ocupa, y que son los más cafeteros, no ya tanto los cargos políticos sino funcionariales, incluso, y que están absolutamente o muy poco dispuestos a colaborar con un nuevo gobierno que no sea el socialista. Ojo con eso y ojo con el que salga adelante.

Idigoras y Patchi.


  

Imagine




No, no se trata de la canción que usted seguro se sabe aunque sea en inglés macarrónico, "Imagine", que escribió John Lennon y grabó en 1971, y que Elton John cantó en el funeral de Lady Di. Aunque de entierros va la cosa. Del entierro de la sardina (o de la caballa) del Régimen del PSOE en la Junta de Andalucía. Hablando de regímenes: los andaluces de mi generación sólo hemos conocido dos regímenes. Hemos vivido bajo la hegemonía de dos únicos regímenes: el dictatorial régimen de Franco y el democrático Régimen del PSOE en Andalucía. Y los que, además, escribimos, primero teníamos que hacerlo burlando a la censura de Franco y luego jugándonos la cara frente a la dictadura de lo políticamente correcto del PSOE y de lo progresistamente conveniente. Diciendo las mismas cosas en defensa siempre de la libertad y de la democracia, y sin movernos del sitio ni un palmo, sin enmendar la figura, pasamos de ser unos rojos peligrosísimos a unos fachas de mucho cuidado. Por culpa del Régimen, claro. Régimen que acabó el domingo por la noche, tras la larga espera de la hora de Sanlúcar de Barrameda. Que igual que en Canarias es una hora menos, en la tierra de la manzanilla ("eres rayito de sol"), cuando hay recuento de votos son dos horas menos que en la península andaluza.

Hoy, lo que son las cosas, pues los almanaques los carga el diablo, es el 4 de Diciembre. Hoy hace 41 años de aquel 4-D de 1977 que cantó la comparsa del Puerto, en el pasodoble ya histórico y memorable de "Raza Mora": "Un cuatro de diciembre muere un malagueño". Aquel 4 de Diciembre estaba Andalucía cargada de ilusión y de orgullo, defendiendo la igualdad entre todas las regiones de España, porque no queríamos, ni queremos, ser menos que nadie. Recordé hace poco que aunque existía históricamente el Himno de Andalucía, nadie se lo sabía entonces, y los andaluces echados a la calle en su esperanza adoptaron la sevillana del "Viva mi Andalucía" de Juan Manuel Moya y Aurelio Verde. Y le dijeron a nuestra tierra: "Despierta, que eres libre/ de tus cadenas". En este 4-D comprobamos que, como aquella ilusión de entonces, otra vez tenemos la esperanza de que Andalucía sea de verdad, como decía Luis Cernuda, "el sueño que unos cuantos andaluces llevamos dentro". Hoy hay que volver a cantarle a Andalucía aquella sevillana del 4-D de 1977: "Despierta, que eres libre/de tus cadenas". De las pesadas y largas cadenas del Régimen clientelar del PSOE que ha perpetuado en el poder al partido que, con Escuredo, se apropió de la bandera verde y blanca (que como la de España es de todos) por el procedimiento del tirón.


Por eso, de la sevillana a Los Beatles, hoy canto por lo bajini el "Imagine". Hay que imaginar. Imagine que todo sale como quieren los votantes que han mandado a Susana Díaz a la Venta del Nabo del Yuyu, y que las tres derechas, tres, se ponen de acuerdo, y nadie tilda de "extrema derecha", sino de "extrema necesidad" al partido del que ayer decía Álvaro Ybarra: "Vox rompió la hegemonía socialista". Imagine, pues, que Canal Sur deje de ser el No-Do del PSOE y de ofrecer una lamentable imagen de neofolklorismo y de viejas verdes que buscan un novio "con una buena paguita". Imagine que se acaba el despilfarro de la Administración paralela, de las empresas publicas innecesarias, de las agencias, de los observatorios. Imagine que se deja de presionar a la Justicia, para que aplique toda su dureza a los que se lo llevaron calentito con los ERE y lo que no son los ERE. Imagine que no se discrimina a nadie por sus ideas, ni se gobierna para los amiguetes. Imagine que nos tomamos el acabar con el paro como el primer irrenunciable objetivo de la política andaluza. Imagine que a las empresas se les dan facilidades y ayudas para crear empleo, y no cortapisas burocráticas y presiones fiscales. Imagine que Andalucía es como la soñábamos aquel 4 de Diciembre de 1977 y luego resultó que, en manos del PSOE desde entonces, se nos convirtió en un Régimen asfixiante y hegemónico. Y me imagino, en fin, que las máquinas destructoras de documentos ayer echarían humo en San Telmo, en las consejerías, en Canal Sur y en las empresas públicas.



Resultado de imagen de interes general
Resultado de imagen de construye un mundo mejor

Máxima difusión, importante. Orden del día del Consejo de Gobierno del 4/12/2018 y acuerdos adoptados = ¿Un gobierno en funciones, aprobando que la AMAYA actué como medio personificado de la Administración de la Junta de Andalucía?. ¿Y esto lo sigue decidiendo "por razones de oportunidad política" el Régimen socialista, sin respetar las Sentencias del TSJA sobre los límites a los que están sometidas las decisiones de un gobierno en funciones? ¿Decisiones que comprometen y condiciona al futuro nuevo Gobierno de Andalucía?. En fin de locos.....el Régimen de los SOCIOLISTOS, sigue sin prisa pero sin pausa, consolidando impunemente y a la vista de todos, su Administración paralela. ¿Actúan con abuso de Derecho o prevarican?




Resultado de imagen de amaya junta de andalucia
Resultado de imagen de el regimen andaluz

  • Indice rojo punto 4 499_18-MAOT. Proyecto de decreto por el que se adecuan los Estatutos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía a lo previsto en el artículo 32 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE, de 26 de febrero de 2014.
  • Indice rojo punto 5 616_18-MAOT. Propuesta de acuerdo por el que se presta conformidad para que la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía actúe como medio propio personificado de la Administración de la Junta de Andalucía.


Resultado de imagen de psoe


¿Un gobierno en funciones, que sigue sin prisa pero sin pausa, impunemente y a la vista de todos, consolidando su Administración paralela, esa que han construido los PSOCIOLISTOS POR RAZONES DE OPORTUNIDAD POLÍTICA?





Y que dicen  de mas de 8 sentencias del TSJA sobre los límites de un gobierno en funciones; pues cosas como estas:

  • un gobierno en funciones no puede  aprobar  actos que supongan el establecimiento de orientaciones políticas, para no comprometer ni condicionar al nuevo Gobierno.
  • .....principio de lealtad constitucional, el que limita los actos del Gobierno en funciones al despacho ordinario de los asuntos públicos y al mismo tiempo, el que prohíbe la aprobación de actos que supongan el establecimiento de orientaciones políticas, para no comprometer ni condicionar al nuevo Gobierno, sea o no del mismo partido político, pues ni la ley estatal ni la autonómica establecen ningún tipo de distinción al respecto.
  • Es decir: La gestión administrativa ordinaria ausente de valoraciones y decisiones en las que entren criterios políticos salvo que se motive debidamente la urgencia o las razones de interés general que justifique la adopción de medidas de otra naturaleza."
  • Así, pues, el Gobierno en funciones ha de continuar ejerciendo sus tareas sin introducir nuevas directrices políticas ni, desde luego, condicionar, comprometer o impedir las que deba trazar el que lo sustituya. El cese priva a este Gobierno de la capacidad de dirección de la política interior y exterior a través de cualquiera de los actos válidos a ese fin, de manera que será preciso examinar, caso por caso, cuando surja controversia al respecto, si el discutido tiene o no esa idoneidad en función de la decisión de que se trate, de sus consecuencias y de las circunstancias en que se deba tomar".



Y así lo venden políticamente ¿¿???



Resultado de imagen de los hijos de la junta una peli de bandasImagen relacionada




Resultado de imagen de de locos site:http://defiendomiderecho.blogspot.com/


El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para la declaración de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía como medio propio personificado de la Administración de la Junta. El Ejecutivo andaluz ha aprobado también la modificación de los estatutos de la entidad para su adaptación a la nueva legislación de contratos del sector público. Ambas decisiones le permitirán seguir asumiendo los encargos encomendados por la Administración autonómica.

Creada por la Ley de 2011 de Reordenación del Sector Público de Andalucía, la agencia cuenta con una plantilla total de 4.595 trabajadores, de los que 3.494 están adscritos al dispositivo del Plan de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca). Como ente instrumental de la Consejería de medio Ambiente y Ordenación del Territorio, presta servicios en los ámbitos de la conservación de la biodiversidad, el agua y la gestión forestal.

El programa de gestión de la agencia, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado mes de mayo, recoge un presupuesto de 508 millones de euros para los proyectos encomendados por la Junta en el periodo 2018-2019. De esta cifra, 164 millones se destinan al dispositivo de extinción de incendios forestales; 104 millones a trabajos forestales de limpieza, mantenimiento y mejora de los montes; 99 a inversiones en infraestructuras hidráulicas, fundamentalmente depuradoras, y 36 a calidad de aguas, mantenimiento de presas y conservación de los cauces y del dominio público hidráulico.

Los 103 millones restantes se reparten entre conservación de flora y fauna, equipamientos de espacios naturales protegidos, control de la calidad ambiental, jardines botánicos y viveros, aprovechamientos forestales, reservas andaluzas de caza, paisajismo, medición de la contaminación, acciones de voluntariado y trabajos de consultoría y evaluación a empresas, entre otros campos de actividad.


lunes, 3 de diciembre de 2018

Elecciones Andalucía 2D = Herrera: "Llamarán extrema derecha a Vox, pero es un partido muy transversal"

Herrera: "Llamarán extrema derecha a Vox, pero es un partido muy transversal"


Carlos Herrera

  • El comunicador cree que puede decirse que ayer se dio el banderazo a un nuevo tiempo político en Andalucía
Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Celebro saludarles en una mañana de lunes 3 de diciembre del 2018. Apunten esa fecha y apunten la de ayer porque, efectivamente, tiene importantes connotaciones históricas no solo para la región más poblada de España, sino para toda España. Veremos exactamente con qué alcance. Y veremos con qué repercusión. Pero la tiene

Miren, a esta misma hora durante muchos días les he venido reflexionando acerca de la paradoja, hoy hablaremos de muchas paradojas, de que Andalucía, una tierra con posibilidades, potencial extraordinario, seres humanos y gran calidad de vida, pudiera o debiera ser uno de los puntales indudables, no solo en España, sino en todo el sur de Europa en diversos indicadores. Y que eso no estaba ocurriendo, además de ser un lugar donde la corrupción política había llegado, digamos que en el ranking, a un lugar muy importante.


Bueno, y también les señalaba que curiosamente aquellos que decían que esto era insoportable y aquellos que decían que no creían que eso debiera continuar, también decían que iban a votar a los mismos. Incluso ayer cuando Narciso Michavila de GAD3 nos presentó el trabajo que había realizado para 'ABC', trabajo en el que ya alertaba de que el Partido Socialista estaba perdiendo muchos votos y podía, incluso, darse el vuelco, yo les aseguraba que me extrañaba que el Partido Socialista no tuvieran voto oculto y que cuando se supiera el recuento del 70% primero, seguramente saldría la vieja tradición de arrimarse al calor de la Junta de Andalucía que han tenido, ha tenido buena parte del parque votante andaluz.

Sin embargo, puede ser para no creerlo. Después de todos los días advirtiendo esta situación se produjo el vuelco. Ayer puede decirse que se dio el banderazo a un nuevo tiempo político en Andalucía. Eso sí, con bastantes paradojas que ahora voy a intentar explicarle.

Si usted ayer estaba desconectado del mundo, si usted ha venido de Marte, si usted no quería saber nada de qué es lo que pasó... Ya le digo, ayer el partido más votado resultó el Partido Socialista, 33 diputados, perdiendo 14 diputados. También el segundo partido perdía diputados , 7, 320000 votos, 26 escaños para el PP. El tercer partido, tercer partido en alza que aspiraba a sobrepasar al segundo, no lo consiguió. Pero consiguió indudablemente doblar sus votos. Más que doblarlos. 21 diputados ganando 280000. El cuarto, Adelante Andalucía, es decir, Podemos, Podemos e Izquierda Unida ni siquiera han mantenido los 20 escaños que tenían hasta ahora. Se han quedado en 17. E irrumpe una fuerza, una fuerza nueva que es el Vox, que ha sido la gran sorpresa. Le llamarán ultraderecha, le llamarán extrema derecha, querrán, prácticamente, acentuar o perfilar perfiles demoníacos de Vox. Pero Vox es muy transversal y tiene muchas cosas y habrá que analizarla con bastante detenimiento durante todo este tiempo. 


Resultado de imagen de vuelco en andalucía


Vox ha robado votos a todos. También al PSOE y seguramente también a Podemos. El voto de Vox es un voto de protesta y de cansancio. Y es el voto que han alimentado aquellos que le han puesto en el debate político durante la campaña. Entre ellos, Susana Díaz. 


La Junta da de alta a la ganadería de un familiar de condenados por agredir a veterinarios + Los funcionarios reclaman no tratar con los ganaderos de los Pedroches que les agredieron = Sin comentarios, así son los junteros.


DOS TORRES. La Junta da de alta a la ganadería de un familiar de condenados por agredir a veterinarios

Guardia civil en la explotación de la familia de ganaderos que agredió a veterinarios en Los Pedroches

  • El sindicato SAF cuestiona la medida en virtud de la orden de alejamiento de los funcionarios a los que agredieron

DOS TORRES. Los funcionarios reclaman no tratar con los ganaderos de los Pedroches que les agredieron.

Concentración en Dos Torres contra las agresiones a los veterinarios

  • La Delegación de la Junta asumió las funciones de la Oficina Comarcal Agraria.

Intoxicación por "Tezanina", Canasu, Andalucía imparable y sonrisa naranja + Resultado 2D Elecciones Andalucía + .Ya era hora, por Antonio Burgos + Gallego & Rey + Idígoras y Pachi = Es necesaria la alternancia, así como trabajar con ahínco por y para los intereses generales de los andaluces. Gobernar no es fácil, la responsabilidad es imprescindible para ejercer cualquier cargo público. La posibilidad de construir una alternacia, no basta, ahora toca sumar entre todos y trabajar, por algo mejor y diferente al Régimen de los "sociolistos". Los andaluces por fín los ¡¡¡¡HAN BOTADO!!!!!. Un ejercicio de reflexión y responsabilidad; todo nuestro reconocimiento a los ciudadanos que lo han hecho posible.


Intoxicación por "Tezanina"





Lea pero no crea las instrucciones de este medicamento y consulte a sus propios ojos.


Resultado de imagen de elecciones parlamento andalucia 2018


Ya era hora



Ya era hora que la mayoría gobernante del PSOE fuese irremediablemente admitida en Andalucía como un hecho tan inevitable cual un fenómeno atmosférico, como la calor del verano en la sartén de Ëcija o como la lluvia en la Sierra de Grazalema. Y ya era hora de que, por fin, el partido del Régimen sufriera una caída de medio millón de votos, a pesar de que los 263.000 empleados de la Junta se jugaran el pan de sus niños al echar la papeleta en la urna. Y ya era hora de que los andaluces, como dice el despertador del Himno, se levantaran y vieran que estos casi 40 años de hegemonía del PSOE y de la creación de un Régimen clientelar, y que las tres derechas, tres, los tres banderilleros en el redondel, formaran una mayoría numérica que, juntos, les da la mayoría absoluta, con lo que habrá de darles el cosqui y la pringá, y una bofetá sin cofradía del Martes Santo si el PP, Ciudadanos y Vox no llegan a un acuerdo para echar (¡ya era hora!) a los que cogieron la bandera de Andalucía, se envolvieron con ella y se colocaron en el poder omnímodo y sin control. En esta que han llamado "noche histórica" me pregunto: ¿cómo será la autonomía andaluza gobernada por un partido que no sea el Régimen del PSOE? En cierto modo, la autonomía, la vieja ilusión del 4-D y del 28-F, está inédita, porque hemos ido, como en el juego de la oca, del laberinto al pozo, y de oca a oca y tiro porque me toca presentarme para ganar y gobernar a pesar de los ERE, a pesar del dinero de los parados gastado en golferías y a pesar de mantener a esta tierra vieja y sabia con el farol rojo de las regiones más subdesarrolladas de Europa y con la Championlí del número de parados.

David ha vencido a Goliat. Sánchez se ha pegado el batacazo en los resultados de Susana, que no ha ganado ni en Triana, que ya es perder. Al Okupa de la Moncloa, en la cara de Susana, le han pasado factura sus pasajero-kilómetros del Falcon, su estar encantado de ser "el presidente del Gobierno", como se encarga de repetir, y su pacto con los batasunos, con Rufián, con Podemos, con los separatistas golpistas y con todos cuantos quieren acabar con la Constitución, con la Monarquía, con la Unidad de España y hasta con los sanfermines de Pamplona. Ha ganado el mosqueo de la gente contra un Rajoy que entregó España a esta partida peligrosísima, que ya no tendrá más remedio que convocar elecciones para toda España. Los votos de Andalucía le han bajado los humos a Sánchez y tendrá que bajarse del Falcon.

La democracia es esto: la alternancia en el poder. La que no hemos conocido hasta ahora en Andalucía. Porque conviene recordar que cuando Javier Arenas sacó 50 diputados y fue la lista más votada, el pacto de perdedores que ahora ha vuelto a perder impidió que entrara en las Cinco Llagas y en San Telmo el aire puro de las ventanas y las puertas abiertas a la alternancia política. Y mayor mérito es que nos equivocamos los que creíamos que Susana, con esos candidatos de la derecha frente, iba a torear, digo a ganar votos, en el patio de su casa, como Joselito en la Monumental en aquel título de la crónica de Corrochano. Con el Régimen primero escuderista, luego chavista, más tarde griñanista y ahora susanista van a acabar dos señores por los que nadie daba un duro.

Y al final, pero no lo último, lo más nuevo: como el "...y Sevilla" de Manuel Machado, "...y Vox". Cité el otro día el "Serrano ¿me das candela?" de "Ojos verdes". Bueno, pues Serrano, el juez Serrano, les ha dado candela. Tela de candela. Así que de "ultraderecha", nada; y de "anticonstitucional", nada. Anticonstitucionales son los que se suenan los mocos con la Bandera de España y ahí están, manteniendo en el poder a quienes de tal acusan a Vox. Más que "ultraderecha" ha resultado ser el "non plus ultra...derecha". No hay quien dé más por menos: sacar 12 diputados en su debú con caballos, ¿no, Morante de la Puebla que has dado valientemente la cara por todos los principios que otros traicionaron ante sus votantes y que muchos han encontrado, que también ya era hora, en las esencias de no avergonzarse de lo que llamar solemos España, solemos valores cristianos? Andalucía, por primera vez, no ha sido la gran perdedora en sus propias elecciones. A ver si los protagonismos de los tres partidos de la derecha no defraudan tantas ilusiones, señores Moreno, Marín y Serrano, y llevan a San Telmo el camión de mudanzas.

 Gallego & Rey


Idígoras y Pachi





domingo, 2 de diciembre de 2018

Andalucía como síntoma, por Fernando Plamero = El camino no es debilitar la Constitución y con ello el Estado de Derecho, sino que hay que defender esto, con uñas y dientes, como única forma de salvaguardar la libertad y la igualdad de los ciudadanos. Unas instituciones fuertes al servicio del interés general de todos, ni partidistas ni clientelares, y en eso estamos.....En las elecciones de hoy es esto lo que esta en juego: comprobar si tras casi 40 años de clientelismo enquistado en las instituciones los andaluces continúan tolerando al partido que lo ha protagonizado y que si gobierna, lo seguirá haciendo. La salud democrática de Andalucía precisa de un cambio que enderece el rumbo antes de que todo lo envilezca irreversiblemente.


Andalucía como síntoma

Ignacio Gómez de Liaño, autor de 'Democracia, Islam, Nacionalismo'.

FERNANDO PALMERO

2 DIC. 2018

"Que la Constitución de un Estado sirva para debilitar y desestructurar el Estado que pretende constituir y estructurar es, ciertamente, paradójico», escribía Ignacio Gómez de Liaño en Recuperar la democracia (Siruela), ya que, concluía, de una Constitución se espera todo lo contrario, es decir, que sirva para fortalecer y consolidar el Estado de derecho. 

Diez años después de aquel desesperanzado texto, el diagnóstico del filósofo y profesor universitario es aún más pesimista. Las CCAA, reflexiona en Democracia, Islam, Nacionalismo, editado por Deliberar, son el más evidente síntoma de un fracaso sobre el que "no sería prudente guardar silencio por más tiempo". A la vez que el Estado ha ido desmantelándose, se han levantado 17 "unidades de destino en lo universal" que han despotenciado la estructura común. Los gobiernos regionales y las corporaciones locales, por ejemplo, han creado empresas públicas con la misma rapidez y eficacia con las que el Estado las cerraba. Empresas destinadas, en primer lugar, a la propaganda, "como se ve en el caso de las televisiones autonómicas"; también, a la creación de una red clientelar que, a través del saqueo de las arcas, ha garantizado el poder al nacionalismo y al socialismo. Andalucía es muestra obscena de esta frustración.

Gobernada durante 36 años por el PSOE, (apoyado unas veces por los comunistas de IU y los últimos cuatro años por los liberales y socialdemócratas de Ciudadanos), la región acumula el 26,4% de todas esas empresas públicas. La utilización política de Canal Sur, por asumida, no escandaliza ya a nadie y es comparable sólo al uso que el separatismo hace de TV3 con el silencio cómplice de supuestos profesionales de la comunicación. La corrupción está tan extendida que ha permeado casi por igual en todas las capas de la sociedad, como demuestra el caso de los ERE, orquestado desde la Junta para beneficiar a militantes y votantes del partido."

Lo primero que hay que sacar de la cabeza de la gente", concluye Gómez de Liaño, "es la idea de que el medio más adecuado para salvaguardar la libertad [y] la igualdad (...) es que el Estado sea débil". Los derechos fundamentales de la ciudadanía sólo puede garantizarlos un Estado sólido, nunca uno en proceso de disolución. Y sin embargo, igual de irreal que la secesión es el centralismo. Tal es la paradoja política de España, 40 años después de la Constitución de 1978.

En Andalucía la corrupción es el sistema. 



Resultado de imagen de es usted un ciudadano normal o todavia piensaResultado de imagen de es usted un ciudadano normal o todavia piensa


Elecciones Andalucia 2D.

El camino no es debilitar la Constitución y con ello el Estado de Derecho, sino que hay que defender esto, con uñas y dientes, como única forma de salvaguardar la libertad y la igualdad de los ciudadanos. Necesitamos,  unas instituciones fuertes al servicio del interés general de todos, ni partidistas ni clientelares, y en eso estamos.....

En las elecciones de hoy es esto lo que esta en juego: comprobar si tras casi 40 años de clientelismo enquistado en las instituciones los andaluces continúan tolerando al partido que lo ha protagonizado y que si gobierna, lo seguirá haciendo. La salud democrática de Andalucía precisa de un cambio que enderece el rumbo antes de que todo lo envilezca irreversiblemente.  



Resultado de imagen de 2 de diciembre elecciones andalucia
Resultado de imagen de tu decides
Resultado de imagen de tu decides
Resultado de imagen de un paso al frente
Resultado de imagen de interes general