lunes, 21 de noviembre de 2016

El "polvorín" del almacén bajo Doñana, con el aval del PSOE + SANIDAD. La 'marea' que no cesa :Nuevas protestas el 27 de noviembre contra las fusiones hospitalarias en Granada y Huelva = La Andalucía imparable, suma y sigue. Compañeros es hora de sumar, todo el que pueda ir a la manifestación debe de estar.

 MEDIO AMBIENTE. El "polvorín" del almacén bajo Doñana, con el aval del PSOE 

 

  • Fue el gobierno de Rodríguez Zapatero en 2011 el que autorizó a Gas Natural a almacenar gas bajo Doñana y la Junta aceptó
  • Felipe González era consejero y accionista de la empresa y presidente del consejo del parque 

SANIDAD. La 'marea' que no cesa


  • Nuevas protestas el 27 de noviembre contra las fusiones hospitalarias en Granada y Huelva
  • Las plataformas ciudadanas retan a Susana Díaz

Resultado de imagen de ciudadanos unidos 
Resultado de imagen de interes general
Resultado de imagen de todos somos uno
Imagen relacionada

La marea blanca que la presidenta Susana Díaz decía no ver crece como una bola de nieve y amenaza con convertirse en el mayor quebradero de cabeza que ha tenido que soportar desde que llegó al Palacio de San Telmo.

Primero fue Granada, luego Málaga, después Huelva y ahora, de nuevo, Granada.

En Andalucía, la sanidad, por fín se moviliza; ¿queda Educación.....? 

Resultado de imagen de sanidad andalucia
Imagen relacionada

Es hora de sumar.....

En estas cosas, compañeros, todo el que pueda tiene que estar y sumar....la sanidad, es cosa de todos.

Resultado de imagen de todos somos uno
Resultado de imagen de todos somos uno





MEDIO AMBIENTE

El "polvorín" del almacén bajo Doñana, con el aval del PSOE



 


  • Fue el gobierno de Rodríguez Zapatero en 2011 el que autorizó a Gas Natural a almacenar gas bajo Doñana y la Junta aceptó
  • Felipe González era consejero y accionista de la empresa y presidente del consejo del parque

El almacén de gas que una filial de Gas Natural Fenosa proyecta, y ya construye, bajo el suelo de Doñana no siempre fue maldito. El «polvorín» sísmico del que alertan los expertos de la Plataforma Social por Doñana contó incluso con respaldo institucional. Y aunque hoy todos reniegan del proyecto, hubo un tiempo en el que no fue así, sino todo lo contrario.

El Real Decreto 1088/2011 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 3 de agosto de 2011. En sus diez páginas, el gobierno entonces presidido por José Luis Rodríguez Zapatero autorizaba la modificación de las concesiones de explotación de hidrocarburos Marismas B1, Marismas C2 y Marismas A por otra concesión de almacenamiento subterráneo de gas natural. Era el nacimiento del proyecto para convertir el subsuelo del entorno de Doñana en un gigantesco almacén gasístico.

El entonces ministro de Industria, el socialista Miguel Sebastián, firmó el decreto y se convirtió de facto en padrino de una iniciativa empresarial que contó con la bendición incluso del Consejo de Doñana, el órgano de representación social del espacio natural en cuya silla de presidente se sentaba Felipe González. El mismo que, por cierto, ocupaba uno de los sillones del consejo de administración de Gas Natural.

El gobierno de Zapatero dio toda clase de facilidades a Petroleum Oil &Gas España SA -la filial de Gas Natural Fenosa- y en cuestión de unos meses se cerró un procedimiento administrativo que se había iniciado años atrás y que todavía hoy sigue coleando a cuenta del rechazo masivo que genera.

Tanto que hasta la Junta de Andalucía ha evitado cualquier respaldo público y ha asegurado que nunca ha avalado el almacenamiento subterráneo de gas en Doñana.

Pero la Administración andaluza mantenía en 2011 una posición bien diferente y nada beligerante con el proyecto de Gas Natural Fenosa.

De hecho, en la reunión del Consejo de Participación de Doñana que dio luz verde al almacén la Junta votó a favor. Un sí con condiciones y compensaciones, pero un sí al fin y al cabo.

En aquella reunión, celebrada el 14 de julio de 2011, el Gobierno central, el ejecutivo de Rodríguez Zapatero, tampoco puso trabas y el Ministerio de Medio Ambiente eludió pronunciarse hasta conocer los informes de impacto medioambiental. Un día después, el ministro Miguel Sebastián firmaba el decreto que permitía inyectar gas en el entorno del parque declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera.

No fue el único aval socialista al proyecto. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino resolvió a favor de una de las partes en las que se dividía el proyecto, el llamado Marismas B1, un año antes, en septiembre de 2010.

No solamente declaraba el ministerio aceptable la explotación de los almacenes subterráneos, sino que veía bien lo que llevaba consigo. Como la construcción de dos gasoductos para el transporte del gas natural.

Esta Declaración de Impacto Ambiental (DIA) se basaba, entre otras cosas, en informes favorables de la Dirección General de la Red de Espacio Naturales Protegidos y Servicio Ambientales de la Consejería de Medio Ambiente. El mismo departamento que ahora se esfuerza en marcar distancias con el almacén gasístico y que se empeña en negar haber dado siquiera alguna vez su aval al proyecto.

El papel del ex presidente González

Sobre el papel que pudo desempeñar el ex presidente González, algunas voces críticas, sobre todo los movimientos ecologistas, han señalado los vínculos entre el histórico líder del PSOE y la empresa promotora del almacén. No sólo era consejero de Gas Natural Fenosa cuando el gobierno de Zapatero autorizó el almacenamiento subterráneo, sino, además, accionista de la compañía.

La presencia del ex presidente del Gobierno en el Consejo de Doñana al mismo tiempo que se tramitaba el proyecto de la empresa para la que trabajaba levantó una enorme polvareda y se vio forzado a abandonar el órgano de representación del parque, aunque se resistió hasta diciembre de 2012.

El proyecto del almacén de gas bajo Doñana ha cobrado esta semana actualidad después de la alerta que han lanzado tres expertos geólogos entre los que se encuentra Miguel de las Doblas, del Instituto de Geociencias de Madrid (CSIC-UCM), que ya advirtió de lo que iba a suceder en Castellón un año antes de que la tierra comenzase a temblar cuando se ponía en marcha otro almacén de gas, el Castor.

De las Doblas firma, junto a José Manuel Cantó -ex director de la Agencia de Medio Ambiente andaluza- y Julio Barea -responsable de energía de Greenpeace-, un informe en el que predicen lo que podría pasar si se inyecta el gas en el entorno de Doñana.

Seísmos continuos y hasta tsunamis castigarían el suroeste peninsular, una zona que los tres expertos califican en su informe de «polvorín sísmico», con los efectos que ello conlleva: inundaciones, roturas, explosiones, hundimientos, escapes masivos de gas, contaminación...

Se basan los geólogos en los antecedentes sísmicos de la zona, azotada por terremotos y maremotos de gran magnitud y, la mayoría de ellos, con epicentros al suroeste de Portugal y en el Golfo de Cádiz.



SANIDAD

 La 'marea' que no cesa

  • Nuevas protestas el 27 de noviembre contra las fusiones hospitalarias en Granada y Huelva


  • Las plataformas ciudadanas retan a Susana Díaz

La oleada de protestas ciudadanas contra las fusiones y los recortes en el ámbito sanitario parece no tener fin y en menos de una semana los ciudadanos de dos capitales, Granada y Huelva, están llamados a tomar la calle para defender el sistema de salud que, en palabras de Díaz, es la «joya de la corona».

La tercera movilización contra la fusión hospitalaria que lleva a cabo el SAS en Granada ya tiene fecha: el domingo 27 de noviembre a las 12 horas, según la convocatoria que ha colocado este lunes en su muro de 'facebook' el médico Jesús Candel, que lidera la protesta a través de las redes sociales y fue el promotor el 16 de octubre de la primera manifestación, que desbordó todas las previsiones: más de 45.000 personas respondieron a la llamada, con una segunda también multitudinaria el pasado 5 de noviembre.

El mismo día, el 27 de noviembre, ha convocado otra protesta en la capital onubense la plataforma #Huelvaporunasanidaddigna que abandera la doctora Julia Hergueta.

Candel, más conocido como 'Spiriman', apodo con el que aparece en las redes sociales, ha grabado su mensaje tras mantener una reunión con la dirección del complejo hospitalario de Granada, que se ha saldado sin acuerdo en cuanto a las pretensiones de las plataformas que se han sumado a las movilizaciones: que dimitan Aquilino Alonso y Martín Blanco, consejero y viceconsejero de Salud, que se paralice la fusión y el traslado del hospital materno-infantil y que se disuelva el consejo asesor, nombrado por SAS entre distintas personalidades ajenas -por lo general- a la sanidad.

El mensaje, grabado a las puertas del complejo hospitalario tras la reunión, de la que dice salir «muy defraudado», seis horas después de colgado en 'facebook' superaba ya las 80.000 reproducciones y ha sido compartido más de seis mil veces, con más de cinco mil 'me gusta'.

«Esta vez nos vais a oír de verdad», manifiesta 'Spiriman': «No quieren dar marcha atrás», explica el médico, que se niega a las «soluciones intermedias» que se le han ofrecido en la reunión y que interpreta como un intento de ganar tiempo. «Martín Blanco quiere cinco meses y que se aplaque la situación para seguir con su plan, pero no vamos a negociar nada».

Así, 'Spiriman', que muestra su solidaridad con las mareas que se anuncian en Málaga y Huelva en defensa de la sanidad pública, anuncia que «vamos a invadir las calles de Granada, vamos a hacer la manifestación más grande que jamás haya habido en una ciudad, para que nos oiga toda España».


Jesús Candel, 'Spiriman': "Esto ha sido un caos sanitario"

Pregunta.- ¿Se siente desbordado por la popularidad que ha adquirido en las últimas semanas?
Respuesta.- No me siento desbordado, sino ilusionado porque la gente y los profesionales están luchando por lo mismo. Están saliendo a la luz problemones que hay en la sanidad pública. Granada ha sido un caos sanitario, se han tomado decisiones de forma radical por intereses políticos o personales, sin contar con los profesionales.

P.- ¿Abruma medir la respuesta de la gente?

R.- Para nada. A la gente le informamos de lo que muchísimos compañeros pensamos. La gente joven, la de mi quinta, estamos hartos de quienes se mueven solo por interés político, ¿Por qué las izquierdas son mejores que las derechas? ¿O las derechas mejores que las izquierdas? ¿Por qué no ponernos de acuerdo, que entre todos tenemos cosas buenas y cosas malas?

P.- ¿Y se siente cómodo en esa 'doble personalidad' Candel-Spíriman?

R.- Es el mismo. ¿Es que Superman y Clark Kent no es el mismo? El poder de Spiriman es el poder de la gente. Es un personaje que crearon los chavales con problemas sociales, que me llamaban así. Yo simplemente lo utilizo en las redes para hablar de forma vulgar, como dicen los políticos, que yo lo utilizaba para divulgación de la salud, de forma amena, a la gente, a los niños... para que aprendan. Cuando vino todo esto, utilicé el personaje para comunicar a la gente el problema que había en Granada lejos de tecnicismos, de forma clara y directa.

P.- Lo intentaron desacreditar...

R.- Totalmente. Yo veo gente enferma todos los días en situaciones muy delicadas. Y veo la bondad de la gente. Pero también hay gente haciendo muchas trampas que se van a sentir atacados por mí. Me da igual, no quiero tramposos en el mundo. Ellos aseguraban y suponían que tenía interés oculto, pertenecía a otro partido. Periodistas sobre todo y políticos. Un proceso muy duro, han dicho cosas de mí muy fuertes, ataques a mi familia que no perdonaré.

P.- 'Médico de media jornada...'

R.- Quieren suponer que yo estoy haciendo algo ilegal. ¿Por qué no explicas que yo me la pido para estar con mis hijos y dedicar tiempo a una fundación para chavales y para mí? Tratamos de sacar valores que se están perdiendo en la sociedad.

P.- ¿Y van a parar?


R.- Han entrado en mi juego, yo los he llevado a mi terreno. Ellos tienen más enemigos que amigos, yo solo tengo amigos. Están nerviosos porque está saltando mucha gente cercana a ellos. Hay subcontratas que ellos no firman, mafia, red clientelar, hermanos... Derivan cosas con subcontratas, como radiodiagnóstico. Eso no es sanidad pública. Mantenimiento, limpieza, fundaciones que crean sin gerentes, contratos a dedo... Son muy listos pero muy tramposos. No llegan por méritos, llegan por ser del partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Identifícate para poner comentarios.
Los comentarios solo se podrán poner durante unos días...