jueves, 2 de junio de 2016

Me casé con un enano, por Antonio Burgos, sin desperdicio = Andalucía donde ¿el PSOE tiene, a lo 007 licencia para todo?

.....ésta, Susana, la sultana de Triana (sultana de coco...y huevo, naturalmente) se casó con un tieso no para hartarse de reír, sino para nos hartáramos de llorar los que vemos cómo el PSOE tiene en Andalucía, a lo 007, licencia para todo.




Me casé con un enano


La de la sevillana clásica se casó con un enano, salerito, pá jartarse de reír. Y en una sevillana nueva que quizá tenga ya escrita Manolo Melado, honrado con su inclusión en la Lista Negra de Canal Sur, ésta, Susana, la sultana de Triana (sultana de coco...y huevo, naturalmente) se casó con un tieso no para hartarse de reír, sino para nos hartáramos de llorar los que vemos cómo el PSOE tiene en Andalucía, a lo 007, licencia para todo. ¿Se imaginan por un momento que Teófila Martínez o Esperanza Oña tuvieran un marido con una mano detrás y otra delante enchufado desde tiempos de Rege Carolo, sin oficio ni beneficio, gozando de las mamandurrias del Régimen? Los gritos de la izquierda podían llegar a Almería en nuestra Andalucía tragona, que aunque haya ocurrido lo de los ERE y lo de los cursos de formación, y Chaves haya dicho que sí, que hubo fraude, pero "mú poco, casi ná", como le respondió El Beni de Cádiz a Jesús Quintero cuando le pregunto si había estado alguna vez en la cárcel... En nuestra Andalucía tragona y trincona, yo no sé qué es lo que va a tener que hacer ya el PSOE para que los espectadores de "La Nuestra" (de ellos) se den cuenta de la que se traen en mangoletas desde que montaron el Régimen. Porque al partido gobernante y dominante le pasa como a las pilas del conejito: que le saquen lo que le saquen, haya los miles de golfos que haya, trinquen los millones que afanen, duran, y duran, y duran...




Así que a ver si me acuerdo de cómo es la sevillana de Susana, que me la han soplado: "Me casé con un tiesito,/salerito,/pá jartarme de reír./ Lo coloqué en tós los cursos,/ salerito,/y ná me podían decir./ Y esto sí que fue de veras,/que al hablarme de su sueldo,/salerito,/ dije que mil euros era." Son sevillanas tristes. Tan tristes como esta Andalucía donde las mayorías absolutas se entienden como mayorías absolutorias (salvo la de Zoido, que "no sirve de ná, no sirve de ná", como cantaba Peret). Pero lo más triste de todo es que Susana, para salvarse de la quema, ha puesto a su marido como no quieran dueñas, sin que el hombre pueda defenderse. Menos bonito, le ha dicho de todo. Lo de menos es lo de tieso. Al fin y al cabo, el marido de Susana está como andamos todos en Andalucía, precisamente por culpa de ella: completamente tiesos. Mojama total. Pero es que le ha dicho que trabaja de IBM: "Y véme por café, y véme por este paquete a Correos..." Que yo sepa, don José María Moriche, que tal es la gracia del Excelentísimo Tieso casado con la excelentísima señora presidenta, no ha dicho esta boca es mía. Como la de "Yo soy esa": "Con lo que quieran llamarme/ me tengo que conformar". Sobre todo, con lo que quiera llamarle su excelentísima señora esposa para quitarse de encima el mochuelo de los cursos de formación.

Menos mal que esta señora ha hecho una descripción de los trabajos de Hércules de su marido que, vamos, tiene más usos que una navaja suiza. Ha trabajado en la Quincalla Tello del Altozano, importantísimo negocio del Gremio de Mercerías; en la Discoteca El Coto de Matalascañas, no sabemos si de DJ en plan Kiko Rivera o de portero con pinganillo en la oreja. Ha trabajado en la famosísima Ortopedia Acosta, que no es franquicia, Paco Robles. Pero es que, además, qué tío, ha sido tutor en 46 cursos, 46. Que van desde azafatas de congreso a diseño en dos dimensiones, en tres y en las que hagan falta, que para eso es el marido de la jefa. ¡Pues no es manitas y multiusos el IBM ni ná! ¿Tieso? Ya quisieran todos los tiesos tener tantas habilidades. En Triana decían de las señoras hacendosas que eran "una mujé pá un pobre". Este pobre tieso es al revés: "Un hombre pá una mujé pobre". Lo que pasa es que a la pobre mujer el dedo de Griñán la puso de presidenta de la Junta y está en el taco. Y pantojeando, con esa voz de soberbia que pone igualita que la de Maribel, pero sin Cantora, ha dicho: "Me he casado con un tieso; pues sí; ¿y qué pasa?". No Passsssa Nada, hija: no se ponga usted así, que le va a dar algo. Y si passssa, se le echa la culpa a Rajoy y listo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Identifícate para poner comentarios.
Los comentarios solo se podrán poner durante unos días...