miércoles, 1 de julio de 2015

ERE. Nuevas revelaciones. La Guardia Civil halla 10 intrusos ya prejubilados en un ERE anterior = ¿Y nadie sabía "na de na"?

  •  La Junta financió una póliza para 17 beneficiarios, de los que sólo 7 trabajaron en la firma
  •  Todos cobraban por otro seguro pagado con fondos públicos, detalla la Guardia Civil
  •  Los diez 'intrusos' se beneficiaron ilícitamente de alrededor de 230.000 euros
  •  Los investigadores se detienen a analizar la participación del 'conseguidor' Juan Lanzas

 Juan Lanzas, en Sevilla con motivo de una reciente comparecencia...

¿Y nadie sabía "na de na"?





ERE. Nuevas revelaciones.  La Guardia Civil halla 10 intrusos ya prejubilados en un ERE anterior

  •  La Junta financió una póliza para 17 beneficiarios, de los que sólo 7 trabajaron en la firma
  •  Todos cobraban por otro seguro pagado con fondos públicos, detalla la Guardia Civil
  •  Los diez 'intrusos' se beneficiaron ilícitamente de alrededor de 230.000 euros
  •  Los investigadores se detienen a analizar la participación del 'conseguidor' Juan Lanzas

 Juan Lanzas, en Sevilla con motivo de una reciente comparecencia...

La lista de intrusos con cargo al fondo de reptiles sigue creciendo. La Guardia Civil ha identificado a otros diez falsos trabajadores en el ERE de una empresa de Jaén que ya se habían beneficiado anteriormente de otra ayuda de la Junta para prejubilaciones.

Estas nuevas irregularidades se documentan en un atestado de 126 folios que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil entregó el pasado 18 de junio al juzgado que instruye el caso ERE sobre las ayudas a Cerámica Syre SA y su sucesora Gres de Vilches SL, por un importe total de 4.705.691,76 euros. De esta cantidad, se han abonado ya 2.704.476,9 euros.

Constituida en la localidad jiennense de Vilches en julio de 1968 y especializada en la fabricación de gres sin esmaltar, el desplome de ventas abocó a Cerámica Syre a presentar un ERE en 2004 y a solicitar la liquidación a finales de 2005. Para amortiguar el impacto social de ambos procesos de reestructuración de plantilla, la Junta concedió ayudas para la formalización de sendos seguros colectivos de rentas -suscritos con Vitalicio Seguros- de los que se beneficiaron en total 30 trabajadores.

Con la intención de absorber a parte de la plantilla afectada por el cierre de Cerámica Syre se creó en noviembre de 2005 la sociedad Gres de Vilches, que alquiló los activos a la primera para seguir produciendo productos cerámicos.

En el informe policial, los investigadores subrayan de entrada la «llamativa circunstancia» de que 17 de los prejubilados amparados por la póliza contratada tras la liquidación de Cerámica Syre «fueron de nuevo beneficiarios en otra póliza sufragada por la misma Administración a favor de ex trabajadores de Gres de Vilches». Ésta se suscribió con Fortia Vida el 2 de mayo de 2007, tan sólo un año y medio después de que se creara la empresa.

Sucede que 10 de los 17 prejubilados «nunca llegaron a trabajar» en Gres de Vilches, según ha constatado la UCO tras recabar información en la base de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Según detalla la Guardia Civil en el atestado, se trata de Antonio Fernández Chillarón, Pedro Fernández Clavero, Jerónimo García Jurado, Antonio Hervás Reyes, Juan Benigno Jurado Ortega, Francisco Lara Egido, Esteban Madrid López, José Montálvez Sánchez, Juan Moral Lozano y Antonio Sánchez Tera. Éstos, en total, «se beneficiaron ilícitamente» de 229.669,14 euros.

Excepto Madrid López, los nueve restantes prestaron declaración en calidad de imputados en dependencias de la Guardia Civil de La Carolina entre el 16 y el 17 de octubre de 2013 por su presunta participación en hechos que podrían ser constitutivos de delitos de malversación de caudales públicos y contra la Hacienda Pública. La UCO acusa a otras seis personas por los mismos hechos.

La Guardia Civil también concluye que las otra siete personas que sí trabajaron en Gres de Vilches y que estaban amparados por el citado seguro colectivo de rentas «no debieran haber sido beneficiarios de pólizas de prejubilación tan superiores [con rentas que oscilaron entre 68.115,08 y 38.535 euros]», por cuanto «el tiempo de prestación de servicios a la empresa no es tan elevado en comparativa con las primas cobradas».

Hasta ahora, sólo se había acreditado la presencia de dos intrusos -Ramón Polo Bernardo y Manuel Morales Larrubia- en los ERE financiados por la Junta a Cerámica Syre y Gres de Vilches, como puede comprobarse en el listado con 70 nombres que la juez Alaya envió al Tribunal Supremo días antes de dejar de ser la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla.

Polo Bernardo había sido diputado provincial y concejal del PP en el Ayuntamiento de La Carolina y fue beneficiario de una póliza de prejubilación a pesar de constar en alta sólo 185 días como trabajador de Gres de Vilches. Sostiene Alaya que fue contratado «con el único fin» de ser incluido en un seguro de rentas.

Morales Larrubia, ex secretario general de la federación provincial de Metal, Construcción y Afines MCA-UGT de Jaén, se benefició de una de las pólizas pese a permanecer de alta sólo 191 días en Gres de Vilches. Según Alaya, su inclusión vino «por indicación de Juan Lanzas», antiguo dirigente sindical también de UGT-Jaén.

El papel de lanzas

En el atestado, los investigadores policiales dedican un epígrafe a analizar la posible participación que Lanzas tuvo en la obtención de ayudas a favor de Cerámica Syre. Como elementos de prueba, los agentes destacan que el nombre de esta empresa figuraba en el cuaderno que al conseguidor de los ERE se le intervino durante el registro practicado en su piso de Jaén el 20 de marzo de 2013. En una hoja se detallaban los nombres de las empresas que habrían afrontado procesos de reestructuración a través de ERE.

Cuando la UCO le tomó declaración como testigo el pasado 12 de marzo, el ex delegado de la Consejería de Empleo en Jaén Juan de Dios Alcázar (2000-2004) negó que Lanzas hubiera estado presente en las negociaciones que mantuvo con el comité de empresa de Syre en relación con el ERE de 2004. Sí aseguró que el conseguidor tenía «un alto grado de amistad» con el ex director general de Trabajo Javier Guerrero, según éste le confesó.

Los investigadores también se interesaron por los motivos que le llevaron a resolver a favor la petición del ERE tan sólo un día después de que se presentara y pese a tener un informe desfavorable de la Inspección de Trabajo. Su respuesta fue que la empresa Syre era inviable económicamente y que había visitado previamente la factoría y había comprobado que tenía unas instalaciones obsoletas que le impedían competir con otras empresas del sector.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Identifícate para poner comentarios.
Los comentarios solo se podrán poner durante unos días...