viernes, 17 de abril de 2015

Alaya señala a Monteseirín, que se libra por la prescripción del delito + Monteseirin esquiva otra vez a la justicia = "La impunidad premia el delito, induce a su repetición y le hace propaganda: estimula al delincuente y contagía con su ejemplo"

CASO MERCASEVILLA.  Sombras sobre la documentación contable del mercado central
  •  La juez concluye que el ex alcalde de Sevilla podría haber incurrido en infracción penal
  •  Sin embargo, la responsabilidad del ex regidor en el expolio de la lonja ha prescrito
  •  Esta afirmación tan tajante se sustenta en un informe previo de la Fiscalía de Sevilla



Sobre la actuación del ex alcalde, el informe del fiscal sostiene que Monteseirín «sí tenía conocimiento suficiente para (...) haber impedido la firma de las cuentas anuales de Mercasevilla por el consejo de administración». No obstante, concluye que tanto su actuación como la de Mir estaría «prescrita», mientras que sobre el otro supuesto delito que se investiga en el caso, el de malversación, la Fiscalía no tiene «ningún indicio» de que «conocieran o cooperaran en su comisión».

Monteseirin esquiva otra vez a la justicia ¿¿???



 ¿Por que en Andalucía, la Justicia, no tiene  los medios disponibles, para ser rápida, contundente y efícaz?



 CASO MERCASEVILLASombras sobre la documentación contable del mercado central

Alaya señala a Monteseirín, que se libra por la prescripción del delito
  •  La juez concluye que el ex alcalde de Sevilla podría haber incurrido en infracción penal
  •  Sin embargo, la responsabilidad del ex regidor en el expolio de la lonja ha prescrito
  •  Esta afirmación tan tajante se sustenta en un informe previo de la Fiscalía de Sevilla
 Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) interviene en un pleno del...

Si Alfredo Sánchez Monteseirín, ex alcalde socialista de Sevilla, tuvo responsabilidad penal en el expolio de Mercasevilla nunca se sabrá. No es que esté descartado, sino que su posible actuación en las irregularidades contables que investiga el Juzgado de Instrucción número 6 ha prescrito. Ocurre en su caso como presidente de la compañía, y en la figura del consejero delegado, el concejal del PSOE Alfonso Mir. Ambos están fuera de esta rama del caso Mercasevilla.

La juez Mercedes Alaya emitió este jueves un auto en el que rechaza la imputación del ex alcalde y de Mir que habían solicitado algunas de las partes: la representación del ex director de la lonja Fernando Mellet, de la propia Mercasevilla y su fundación socioasistencial, de la Asociación de Mayoristas de frutas, verduras y hortalizas y del auditor. No obstante, la magistrada destaca que la actuación de Monteseirín -y en su caso el ex concejal-, «podría haber sido constituido de un delito societario».

Esta afirmación tan tajante se sustenta en un informe previo de la Fiscalía de Sevilla fechado el pasado mes de noviembre en el que advierte de esa prescripción de los hechos «aun partiendo de la consideración de la posible relevancia penal de tal concreta conducta» del ex alcalde y el ex edil.

La petición de imputar a ambos ex cargos públicos surgió tras la declaración judicial del que fuera auditor de Mercasevilla, José Ignacio Alonso Rivero -de la compañía Price Waterhouse Coopers SL e imputado en la causa-, quien dijo a la juez que Monteseirín le «engañó» con la documentación contable del mercado central, de ahí que su informe no se ajustara a la realidad económica de la lonja sevillana.

Rivero cerró un informe sobre las cuentas de 2008 que arrojaban unos beneficios de 258.024 euros, pero lo cierto -según ha constatado la Agencia Tributaria- es que Mercasevilla ocultó unas pérdidas de 7,8 millones. Según el auditor, fue «engañado» y el consejo de administración de Mercasevilla «le permitió hacer el informe de auditoría a sabiendas de que le ocultaban información relevante».

Los argumentos que utiliza Rivero para defenderse y acusar a Monteseirín se basa en la firma de la llamada 'Carta de Manifestaciones', un documento obligatorio para la elaboración de una auditoría que deben rubricar los responsables de la compañía -también aparece la firma de Mir- sobre los hechos relevantes de la sociedad, el negocio, la continuidad y los avatares del ejercicio económico.

El ex alcalde y Mir firmaron esta carta hasta en dos ocasiones: una el 17 de febrero de 2009, día en que también cesó de su cargo el entonces director de Mercasevilla, Fernando Mellet -condenado e imputado-, y otra el 31 de marzo. En estos documentos se hacía constar que «desde la fecha de cierre de las cuentas anuales hasta la fecha de esta carta, no ha ocurrido ningún hecho ni se ha puesto de manifiesto ningún hecho o información que pudiera afectar significativamente a dichas cuentas anuales y que no esté reflejado en las mismas».

Sin embargo, la realidad era muy diferente. El auditor mantiene que cuando el entonces alcalde firmó estas cartas ya era conocedor de la existencia de una grabación realizada por los empresarios de La Raza a los directivos de Mercasevilla en la que les pedían comisiones ilegales, un hecho que «hace que el escenario cambie radicalmente», aseguró Rivero. «Lo primero que hay que hacer es comunicárselo al auditor e iniciar un procedimiento forense antes de iniciar las cuentas anuales para ver si hay o no un impacto en las cuentas», explicó el auditor.

Sobre la actuación del ex alcalde, el informe del fiscal sostiene que Monteseirín «sí tenía conocimiento suficiente para (...) haber impedido la firma de las cuentas anuales de Mercasevilla por el consejo de administración». No obstante, concluye que tanto su actuación como la de Mir estaría «prescrita», mientras que sobre el otro supuesto delito que se investiga en el caso, el de malversación, la Fiscalía no tiene «ningún indicio» de que «conocieran o cooperaran en su comisión».


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Identifícate para poner comentarios.
Los comentarios solo se podrán poner durante unos días...